Desde 1970

Desde 1970

El mundo ha cambiado más en 10 años que en los últimos 100. Paradójicamente, en este escenario millenial y fugaz, la edad y la experiencia cada vez tienen más valor.

Y en la era más social de la humanidad, cada vez estamos más aislados. Por eso, los elementos que generan conexión tienen más valor. Tener algo en común, compartir. Es oro.

En la cultura millenial la velocidad parece arrasar con la cultura del esfuerzo. Pero no. La calidad siempre triunfa, y aquí la calidad está asociada a la cultura del trabajo y el compromiso. Esto es Gipuzkoa. Una tierra diferente no por donde está. Sino por cómo somos sus habitantes. Dedicados a perseguir sus sueños con la capacidad de trabajo y la ambición por el conocimiento como herramientas.

Aitona representa y encarna buena parte de esos valores que compartimos. Pone aroma y sabor a lo que llevamos dentro. Y es que, lo que nos hace diferentes, no es lo que hacemos. Sino lo que sabemos.

Sabemos que el esfuerzo merece la pena. Sabemos que la diferencia hay que trabajarla. Sabemos que perseguir los sueños nos hace diferentes. Gipuzkoa es como un aitona. Y Aitona es como Gipuzkoa.

Aitona hace. Aitona trabaja. Aitona se compromete. Aitona no se conforma. Aitona quiere. Aitona enseña. Aitona comparte. Y cuando cumple con todo, Aitona gusta. Tal vez por eso Aitona es líder.

Porque lo que nos une a nuestra comunidad, no es un café. Es una manera de ser, y de hacer. Que sabe bien. Que nos llena de orgullo.

Y con la que llevamos 50 años comprometidos. 


Publicación más antigua